Alergia a procedimiento dentales

Los materiales usados en los procedimientos dentales deben cumplir con ciertas propiedades o requisitos para que puedan utilizarse es decir, no deben intoxicar o irritar los tejidos, dicho de otra manera deben ser inocuos.

La mayor parte de estos materiales ingresan al organismo a través de la piel, del sistema respiratorio o de los epitelios gingival e intestinal. Los elementos que los implantes dentales liberan en los tejidos próximos son biológicamente más críticos porque pueden producir sensibilizaciones alérgicas , enfermedades autoinmunologicas y graves intoxicaciones.

Existen organizaciones como la Federación Dental Internacional, la Organización de Estandarización Internacional y la Asociación Dental Mexicana cuya función es aprobar los materiales cuando han cumplido dichas normas. El interés manifestado ante dicho riesgo ha generado en el mundo distintos sistemas de farmacovigilancia con los cuales se han detectado reacciones adversas leves, moderadas, graves e incluso letales; estos últimos se han relacionado conciertos iones metálicos que ejercen agresión sobre las piezas dentales (tejidos mineralizados y pulpa dental) y sobre las mucosas intraorales.

Algunos materiales implicados que conllevan a más reacciones con frecuencia se describen a continuación:

METALES
Las amalgamas contienen varios metales como plata, cobre, estaño, y otros que se mezclan con el mercurio, por tal razón varios países actualmente han suspendido su uso, tanto por los efectos que producen como por la contaminación ambiental. Algunos metales que se han catalogado como alérgicos son: cobre, platino, zinc, paladio, berilio cromo, manganeso, oro, plata y cobalto. Las principales manifestaciones clínicas son: Síndrome de labio ardoroso, estomatitis ulcerosa, dolor y ardor en la mucosa oral, así como lesiones en formas liquenoides, también se a observado eczema de manos y postulosis palmo plantar. En pacientes con implantes de titanio se a observado eczema facial y lesiones con abundantes macrófagos y linfocitos.

RESINAS
Algunas resinas con deficiencias en su prolimeración han generado reacciones de hipersensibilidad desencadenando respuestas alérgicas o citotoxica que se manifiestan en la mucosa oral en forma de lesiones liquenoides.

HIPOCLORITO DE SODIO
Es el medicamento preferido para realizar limpiezas, sin embargo su efecto toxico es ampliamente conocido ya que en las mucosas y en la piel genera lesiones aftosas y erimatosas con dolor, ardor y sensación urente.

EUGENOL
Se utiliza como cemento dental; pero puede llegar a producir lesiones causticas, quemaduras superficiales. Y toxicidad sobre todo de naturaleza hepática. Dermatitis de contacto, urticaria y angioderma.

LATEX
El caucho no produce directamente la reacción sino las sustancias que contiene el polvo de los guantes; estas sustancias son las que llegan a ocasionar dos tipos de reacción inmediata como puede ser urticaria o rinoconjuntivitis o retardada que pueden ser escoriación, inflamaciones y erupciones cutáneas.

CONCLUSIONES
Es importante considerar que cada vez existen más materiales dentales que potencialmente ponen en riesgo a los pacientes y al profesional que los maneja. Por lo que es fundamental evaluar al paciente y a sus antecedentes de atopia y de esta manera informarle el riesgo que lleva el tratamiento al que se va a someter. Esto debe tenerse en cuenta en la práctica diaria para prevenir este tipo de eventos.