Asma bronquial

Afección en la que las vías respiratorias de una persona se inflaman, estrechan y producen mayores cantidades de mucosa de lo normal, lo que dificulta la respiración.

El asma puede ser leve o puede interferir en las actividades diarias. En algunos casos, puede conducir a ataques mortales.
El asma puede causar dificultad para respirar, dolor de pecho, tos o sibilancia. En algunos casos, los síntomas pueden exacerbarse.

El asma generalmente se trata con inhaladores de rescate para atacar los síntomas y con inhaladores de control (esteroides) que previenen los síntomas. Los casos más graves pueden requerir inhaladores de acción prolongada que mantengan las vías respiratorias abiertas, además de esteroides orales.

SÍNTOMAS

Requiere diagnóstico médico
El asma puede causar dificultad para respirar, dolor de pecho, tos o sibilancia. En algunos casos, los síntomas pueden exacerbarse.

Las personas pueden sufrir:
Tos: con flema, seca, crónica, durante el ejercicio, por la noche, intensa o leve

Respiratorios: respiración difícil, sibilancias, dificultad para respirar por la noche, infecciones respiratorias frecuentes, respiración corta, respiración por la boca o respiración rápida

También comunes: opresión en el pecho, ansiedad, despertar temprano, frecuencia cardíaca rápida o irritación de garganta

TRATAMIENTOS
El tratamiento consiste en cuidado personal y broncodilatadores
El asma generalmente se trata con inhaladores de rescate para atacar los síntomas y con inhaladores de control (esteroides) que previenen los síntomas. Los casos más graves pueden requerir inhaladores de acción prolongada que mantengan las vías respiratorias abiertas, además de esteroides orales.

Medicamentos
Broncodilatador
Esteroide
Antiinflamatorio