Bronquitis y bronquiolitis

Bronquiolitis
La bronquiolitis comprende la inflamación de fosas nasales, boca, faringe y laringe, fundamentalmente en niños menores de 2 años. La bronquiolitis se caracteriza por secreción nasal, tos y dificultad para respirar.
La bronquiolitis es causada en su mayoría por infecciones virales. Por ejemplo: el virus respiratorio sincitial (VRS) que se encuentra en todo el mundo y es causante de brotes estacionales; o el Rhinovirus que es el causante del catarro común.

La forma de presentación predominante es epidémica estacional durante los meses fríos, de noviembre a abril, con máxima incidencia de noviembre a febrero de cada año.

Los factores de riesgo para presentar bronquiolitis grave o complicada son:

• Prematuridad (haber nacido antes de 37 semanas).
• Ser menor de 12 meses.
• Padecer una enfermedad respiratoria.
• Malformaciones anatómicas de la vía aérea (fosas nasales, boca, faringe, laringe, tráquea, bronquios y bronquiolos).
• Cardiopatía congénita (afecciones del corazón).
• Inmunodeficiencia.
• Enfermedades neurológicas.

El curso típico comienza con síntomas de vía aérea superior (fosas nasales, boca, faringe, laringe), seguidos de síntomas de vía aérea inferior (tráquea, bronquios y bronquiolos) en el día 2-3, con pico de síntomas en los días 5-7 y, a partir de entonces, resolución gradual. En un 50% de los pacientes la tos se resuelve antes de 13 días, en un 90% antes de los 21 días.

Bronquitis

La bronquitis es una enfermedad producida por la inflamación de la tráquea, bronquios y bronquiolos. Los agentes infecciosos causantes de bronquitis aguda son en un 90% virus. En un 10% se trata de infecciones bacterianas.

Es importante subrayar que las bronquitis agudas bacterianas son excepcionales fuera de los pacientes fumadores, pacientes con fibrosis quística o inmunodeprimidos. Estos últimos son susceptibles a las infecciones por microorganismos que están presentes en todas partes, pero que no causan enfermedad en personas saludables; y a las causas habituales de neumonía que puede afectar a cualquier persona.