Dermatitis Atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que frecuentemente precede el desarrollo de asma u otra alergia respiratoria.

los niños con dermatitis atópica de aparición durante el primer año de vida, asociada  a la existencia de niveles elevados de IgE y la presencia de sensibilización precoz, independientemente del tipo de lactancia recibida, tiene más riesgos de acabar desarrollando patología respiratoria alérgica que los niños con dermatitis atópica sin la asociación de todos estos factores.

Introducción

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que se manifiesta como una inflamación y representa una causa de consulta muy frecuente en la edad pediátrica.

La dermatitis atópica se manifiesta antes de los 6 mese de edad en un 50-70% de los niños y antes de los 5 años en el 80-90%. La causa exacta de la dermatitis atópica es desconocida, pero se considera que factores genéticos desempeñan un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad. En niños con historia familiar positiva, la dermatitis atópica es la más prevalente de las enfermedades alérgicas, seguida del asma y en tercer lugar la rinitis.

Asociación a enfermedades respiratorias

 En el grupo completo de pacientes, se encontró que el 52% de los niños presentaban dermatitis atópica exclusivamente, en un 27% esta se asociaba a asma, en un13% a rinoconjuntivitis y en 8% a urticaria-angioedema. de los 52 pacientes que iniciaron su enfermedad alérgica exclusivamente en forma de dermatitis atópica el 35% desarrollaron algún tipo de patología respiratoria(asma y/o rinoconjuntivitis), mientras que el 20% evoluciono hacia otros tipos de enfermedades alérgicas (urticaria-angioedema, síndrome de alergia oral) bien de manera aislada o asociada a la patología respiratoria.

La alergia al huevo, se asocio inversamente a la aparición de síntomas respiratorios,asi mismo se comprobó que los pacientes con síntomas respiratorios o presentaban un ige sérica total más elevada que en aquellos sin síntomas de asma o rinoconjuntivitis.

En los últimos años se han introducido medidas de control frente a los ácaros del polvo en los tratamientos de la dermatitis atópica. Se supone que una vez se inicia el eczema atópico, se altera la permeabilidad de la barrera cutánea y los antígenos de los ácaros pueden penetrar en la epidermis y desencadenar una respuesta inmune en la piel de los pacientes afectados. También se encuentra un estudio en los que se ha demostrado que los pacientes con dermatitis atópica presentan precozmente niveles elevados de ige frente a los ácaros del polvo y dicha presencia se asocia a un aumento de la prevalencia del asma bronquial. Tan solo hay una evidencia limitada de que la eliminación de los ácaros del polvo reduzca la severidad de los síntomas cutáneos.

En conclusión, se manifiesta que los niños con dermatitis atópica de aparición durante el primer año de vida , asociada a la existencia de niveles elevados de IgE y la presencia de sensibilidad precoz a alimentos o inhalantes, independientemente del tipo de lactancia recibida, tiene más riesgos de acabar desarrollando  patología respiratoria alérgica que los niños con dermatitis atópica sin la asociación de estos factores.