Factor de Transferencia

Nuestra salud es influenciada directamente por nuestro sistema inmunológico. Un sistema inmunológico equilibrado y saludable es vital para que el cuerpo tenga la habilidad de defenderse contra las infecciones. Las enfermedades ahora se esparcen más fácilmente que nunca antes debido a la inhabilidad del gobierno para controlar los códigos de salud. Afortunadamente, investigaciones recientes han descubierto un agente natural que puede aumentar nuestra habilidad para combatir las enfermedades y mejorar la calidad de vida para muchas personas.  Factor de Transferencia es el nombre dado a este agente relativamente nuevo. Se encuentra en el calostro y otras fuentes, y es un medio natural para fortalecer nuestro sistema inmunológico contra las enfermedades.

 ¿QUE ES EL FACTOR DE TRANSFERENCIA?

 Los Factores de Transferencia son pequeñas moléculas mensajeras inmunológicas que producen los organismos de nivel más alto. Su papel es transferir señales de reconocimiento inmunológico entre células inmunológicas, ayudando así a educar a las células inmunológicas ingenuas en cuanto a un peligro.  En el severo y hostil ambiente en que un bebé se encuentra repentinamente, los microorganismos invasores pueden apoderarse y destruir rápidamente la nueva vida. Antes de dar a luz a un bebé, la futura madre prepara un cóctel inmunizador natural y lo incluye con la primera leche (calostro) que da al nuevo bebé. El Factor de Transferencia es una pieza clave de este proceso.

HISTORIA DEL FACTOR DE TRANSFERENCIA

El doctor H. Sherwood Lawrence descubrió que una respuesta inmunológica podía ser transferida de un donante a un recipiente mediante la inyección de un extracto de leucocitos.  Se postuló que el extracto contenía un factor capaz de transferir la inmunidad del donante al recipiente.

Al principio, los resultados eran erráticos  se podía esperar cualquier cosa, desde una cura completa y milagrosa hasta una falla total. La promesa del Factor de Transferencia como una repuesta a todos nuestros problemas inmunológicos sonaba demasiado buena para ser real. La idea de los Factores de Transferencia simplemente se burla de la inmunología convencional. Podríamos trazar un paralelo entre los prejuicios medievales y los de nuestra época. En el siglo 14 la plaga negra mató a un cuarto de la población europea.

Al final del siglo 20, el triunfo de la biología es indisputable. Sin embargo, el triunfo de la ciencia biológica está lejos de ser algo completo. El número de vidas cobradas por varias enfermedades, tales como el cáncer, continúa creciendo y la patogénesis del SIDA continúa evadiéndonos.