La Alergia Alimenticia del Niño

La prevalencia de las enfermedades se ha duplicado en estos últimos 20 años.  Así,  por su repercusión económica sobre la salud pública, las enfermedades alérgicas se situada  en el cuarto lugar mundial según la OMS. La alergia alimenticia es a menudo la primera manifestaciones la alergia de la infancia. Predispone al desarrollo ulterior de las alergias respiratoria y de ahí, la importancia de su diagnostico para implantar precozmente las medidas de prevención.

 

Que es la alergia Alimenticia

La alergia alimenticia se define como el conjunto de las manifestaciones clínicas ligadas a una respuesta inmunológica contra los alérgenos alimentación. Los signos clínicos van desde signos cutáneos, digestivos, respiratorios hasta la reacción anafiláctica, a veces mortal.

 

Hay aun que diferenciar, la alergia alimenticia, ligada a un mecanismo inmunológico, de la toxicidad alimenticia ligada al consumo de un producto toxico o toxinas bacterianas  y de las falsas alergias alimenticias, que no tienen un origen inmunitario.

 

Prevalencia de las alergias alimentarias

El banco de datos del circulo de investigaciones Clínicas y Biológicas en Alergología Alimentaria, CICBAA, indica que la alergia alimenticia es 4 veces mas frecuente en el niño que en el adulto.

 

En el adulto, la frecuencia de sensibilización biológica a los alimento  podría alcanzar el 6% y la alergia alimenticia declarada es el 2 al 3.5%. En el niño la frecuencia de alergia alimenticia es más elevada, del 5 al 8%.

La evolución natural de la alergia es bien conocida gracias al movimiento longitudinal de cohortes de niños nacidos de padres atópicos. El 82% de los niños de 5 años que padecen rinitis alérgica y el 53% de los niños asmáticos de la misma edad, comenzaron su enfermedad en la lactancia. El 50% de los lactantes de menos de 1 año con síndrome de alergia alimenticia múltiple ya están sensibilizados a un pneumoalergeno. El 88%de las alergias alimenticias del niño evolucionaran hacia la curación entre los 5 y 15 años, pero en más de la mitad de los casos, las alergias se expresaran posteriormente por manifestaciones respiratorias. Hay que distinguir la sensibilización de la alergia por trofoalergenos. Así, una respuesta inmune a la ovoalbúmina puede encontrarse en los lactantes alérgicos y en los no alérgicos, pero es más marcada y más prolongada en los alérgicos que presentan un mayor riesgo de sensibilización precoz a los ácaros del polvo domestico.

La sensibilización alérgica es posible in útero, pero sobreviene sobre todo en los primeros meses de vida con un riesgo aumento  en caso de diversificación alimenticia demasiado precoz (antes de los 4 meses).

 

Historia de la alergia alimentaria.

La alergia alimenticia refleja las costumbres alimenticias de cada país. En los estados unidos el huevo y el cacahuate son los principales alérgenos. En Francia, los alimentos responsable de los tres de cada de cada cuatro casos de alergia alimenticias en el niño son: el huevo (35.7%), el cacahuate (23.6%), la leche de vaca (8.3%), la mostaza (6%) y el pescado (4.3%). Además, el 11% de las alergias alimenticias del niño se deben a los siguientes alimentos: gambas, castañas, kiwi, trigo, carne de buey, guisantes, lentejas, soya y harina de altramuz.

El reparto de los alimentos responsable de las alergias alimenticias es variable en función de la edad: la frecuencia de las alergias a las proteínas animales decrece con la edad, mientras que las bebidas a proteínas vegetales aumentan.

Las alergias alimentarias múltiples son raras en el niño: 63.7% de los niños solo son alérgicos a un alimento; el 7%, 2.9%, 1.8% a tres, cuatro y cinco alimentos respectivamente.

Las alergias alimenticias de la aparición precoz (leche, soya, trigo, mostaza), curan antes de los 3 o 4 años en la mayoría de los casos. Pero, las alergias alimenticias de aparición más tardía (carnes, pescados, frutos y hortalizas) curar raramente y es frecuente el desarrollo ulterior de otras alergias alimenticias.

Diagnostico

Las alergias alimentarias puede manifestarse por síntomas muy diferentes: los más evocados son las manifestaciones cutáneo-mucosas digestivas y más raramente, las manifestaciones de anafilaxia. Además, los niños que presentan un terreno atópico tienen una prevalencia aumentada de alergia digestiva. Generalmente existe una dificultad real para valorar la alergenicidad de un nuevo alimento, como es el caso de los alimentos que provienen de Organismo Genéticamente Modificados OGM. La investigación de los efectos inesperados eventualmente patógenos se efectúa mediante pruebas biológicas o zootécnicas.  Actualmente hay numerosas discusiones sobre la metodología de estas pruebas. Los alimentos que provienen de los OGM y han recibido una opción favorable de los científicos son los que nos presentan riesgos alérgicos comparables a los alimentos tradicionales.

La complejidad de las alergias alimenticias hace necesario el ejemplo conjunto de la encuesta alimenticia por categorías y el interrogatorio las exploraciones cutáneas, las pruebas biopatologicas y finalmente la exploración clave: la prueba de provocación.